Patio en color morado

Si pensamos en la decoración del patio, solemos asociar las paredes circundantes a colores neutros: blanco, crema, beige, gris, a lo sumo un verde claro o un color ladrillo o marrón, quizá amarillo ocre si pensamos en darle un aire más mexicano. El morado, sin lugar a duras, no suele estar entre las primeras opciones.

Sin embargo, a veces atreverse a lo impensable trae de la mano los mejores resultados, y el plus de la originalidad. Es lo que ocurrió en el patio en color morado que veremos en este post.

A pesar de ser un patio de dimensiones reducidas, tiene la suerte de contar con una piscina. Es así que el contraste entre el morado de las paredes y el turquesa de esa misma piscina, produce un efecto visual maravilloso, que no necesita mucho más.

 

 

Se han agregado, no obstante, algunos elementos en color turquesa para enfatizar esta combinación de colores, como una mesa de madera rústica con las patas pintadas en este color, una botella pintada, y unas macetas.

Otra maceta, en cambio, se combinó con las paredes en morado, y para dar personalidad al patio se sumaron algunos objetos decorativos más como faroles de hierro, y las infaltables sombrilla y tumbonas.

Vía: Casa Chaucha

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios