Salones coloridos

En este post, te proponemos dejar de lado los colores neutros, en cambio vamos a apelar a los colores más frescos y subidos de tono para la decoración del salón, aportando vida y luminosidad a la casa.

La primera propuesta es de un salón con pavimento de madera pintado de blanco, con paredes en el mismo tono realzadas por un panel de azulejos en estilo arábico y una araña antigua para la iluminación. El sofá patchwork en diversos estampados que combinan azules y rosas. La alfombra azul celeste en el centro remata esta estancia.

El segundo salón está realizado en tonos verdes y blancos, destacando la pared con papel pintado combinando blanco, negro, rosa y verdes. Los muebles en blanco total contrastan con las paredes, pero los cojines unifican todo.

 

 

El amarillo es el color elegido para la tercera propuesta de salón, domina casi la totalidad de los espacios: paredes, sillas, sillones, alfombra. La mesa de centro espejada, una araña blanca y una curiosa librería laqueada en color negro de peculiar diseño, en el que los libros quedan apoyados en diagonal.

Con estas propuestas, esperamos que te inspires a cambiar tu salón.

Vía: Vintage Chic

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios