Salón en turquesa, blanco y negro

Conozcamos en este post una interesante propuesta de decoración del salón, que propone la peculiar combinación de turquesa, blanco y negro.

Se trata de un piso de aspecto algo antiguo, donde se ha mantenido ese aire de paso del tiempo: en los grandes ventanales, en el techo con las vigas a la vista y también en el revestimiento del suelo que aporta el toque de blanco y negro.

El toque turquesa lo dan la pared principal pintada en este color, y también una silla Acapulco, que contrasta con los sencillos y clásicos muebles que completan la composición.

La pared turquesa se ve realzada de forma original con unos marcos de madera cubiertos con papel pintado en estampado floral en tonos brillantes como amarillo, verde, rojo o blanco.

Una alfombra en color neutro como el beige, una mesa de centro de madera clara, y algunos otros detalles que aumentan los acentos en color turquesa, como un dúo de palomas de porcelana, o una lámpara de pie completamente blanca, completan este espacio tan acogedor.

Vía: DecoHolic

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios