Las tendencias en decoración de salones, los colores de moda


El diseño y la decoración de interiores es una disciplina que está continuamente innovándose. En este aspecto, el salón es una estancia fundamental en una vivienda pues es un lugar en el que se pasan muchas horas, se reciben visitas y sirve como carta de presentación ante las personas que acogemos en casa.

En esta ocasión os mostramos algunas tendencias en decoración de salones referidas a colores y tonalidades, ¿cuáles están más de moda? ¿qué se consigue eligiendo unos u otros?

Detalles de color

Los colores cálidos y terrosos son tendencia en 2018. De algún modo viene a sustituir el gusto por las opciones minimalistas que tenían como protagonista el blanco y el gris con algunos detalles en colores intensos.

Cualquier habitación puede vestirse con estas tonalidades, pero es en el salón donde más se potencia ese ambiente cálido que se busca. Estos colores pueden combinarse con otros matices cromáticos como el verde oscuro, el verde esmeralda o el rojo sandía. Colores todos que conforman propuestas capaces de transmitir elegancia y serenidad.

Colores inspirados en el cosmos

Esta propuesta está indicada para las personas que encuentran la inspiración en la bóveda celeste. Los colores inspirados en el cosmos son muy populares en este 2018. Es común verlo revistiendo paredes y forman do parte del salón en cortinas y visillos de las ventanas.

Al igual que en el caso anterior, este tipo de colores, con acabados metálicos, quedan bien en prácticamente cualquier estancia de la vivienda.

El azul cobalto

Aunque podría entrar en los colores anteriores, el azul cobalto ha llegado para quedarse. Ya bastante común en las tendencias de otoño invierno, este color permite diversas tonalidades que van desde los cobaltos más putos hasta los añiles y tonos marinos.

Los salones en este color, han de ser preferiblemente salones de grandes dimensiones. Estas tonalidades son capaces de transformar por completo la estética de cualquier habitación. Para aclararlo, una buena opción es crear contrastes con maderas claras, metales o piezas doradas.

Los tonos verdes

Ya lo mencionábamos anteriormente, con el verde esmeralda y el verde oscuro. El verde es siempre tendencia. Aporta armonía, frescura, estabilidad, y particularmente en esta temperada, riqueza y profundidad.

El verde en los salones se puede colar mediante su uso en paredes o también en forma de detalles, accesorios decorativos e incluso piezas de mobiliario. En el blog Inspirahogar podemos ver algunas ideas sobre decoración de salones.

El gris, siempre elegante

Antes comentábamos que los ambientes minimalistas ceden protagonismo a otros estilos. No obstante, los tonos grisáceos siguen siendo tendencias. Los colores neutros, y el gris es el color neutro por excelencia, están presentes en la decoración de salones dando vida a atmósferas elegantes y modernas.

Es habitual ver el gris en tapicerías, mobiliario y también en forma de acabados metalizados y brillantes.

Eclecticismo, fusión de estilos

Una última propuesta que causa expectación durante este año es el estilo ecléctico que se consigue mediante la fusión de estilos. En este sentido, los muebles nórdicos son perfectos para servir como base decorativo y completar el look con otras tendencias.

Una propuesta son las referencias a la naturaleza. Podemos encontrarla en fibras vegetales o motivos botánicos. El eclecticismo es una estética que no entiende de normas y se atreve a mezclar.

Lleva aparejados algunos riesgos, pero si somos fieles a las tendencias del momento, el resultado puede ser muy positivo. La clave está en escoger una base decorativa atemporal y versátil con detalles decorativos que sigan la moda temporal.

De este modo, al cambiar las tendencias, la base seguirá estando libre de tendencias.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios