Decorar con pintura pizarra

En este post veremos algunas ideas para decorar con pintura pizarra. En la actualidad, en las tiendas de pintura podemos conseguir esta pintura en diferentes colores, no sólo el clásico negro. Así, las posibilidades son infinitas y casi cualquier superficie puede convertirse en un área de escritura y dibujo con tizas, ampliando al infinito las opciones para nuestra decoración de interiores.

La pintura pizarra es ideal para la decoración del dormitorio infantil, pues los niños aman dibujar en las paredes, así tendrán su propio espacio creativo en un rincón de la casa que será sólo para ellos, y de paso, puedes negociar que sólo pinten esta pared y no otras, protegiendo otras estancias de la casa del arte infantil.

La segunda idea es bastante radical, aunque con un resultado grandioso. Se trata de una decoración de la cocina planteada casi íntegramente con pintura pizarra, aplicada en las puertas de los armarios de la cocina. Así, el resultado es realmente grandioso, puesto que la combinación en blanco y negro no suele fallar, y además podrás anotar todo lo que desees en tus propios muebles de cocina, como la lista de la compra, frases inspiradoras, dibujos, el horario de tu serie favorita, una cita con el doctor o lo que quieras.

 

Una tercera propuesta lleva la pintura pizarra a la decoración del dormitorio, concretamente a la pared del cabecero de la cama, para una composición moderna y urbana. Es ideal para quienes se dan muy buena maña con el dibujo, que periódicamente podrán cambiar de imagen en su cabecero, realizando sus propias creaciones. La contra de esta idea, es que el polvillo de tiza ensuciará con frecuencia las sábanas.

 

Si necesitas renovar un viejo mueble con cajones, esta propuesta te resultará encantadora. Se ha pintado este mueble con pintura pizarra, para luego poder anotar en el frente de cada cajón su contenido. Además de ser muy práctico para tenerlo todo ordenado, es además una buena idea para decorar un viejo mueble y darle una impronta más moderna.

 

Una última idea, la de una lámpara trabajada con pintura pizarra. Se trata de una vieja lámpara de metal de formato campana, a la que se le ha dado una buena mano de esta pintura, para luego proceder a decorarla con tizas, con inscripciones y dibujos.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario