Los cuadros como elementos decorativos

Los cuadros como elementos decorativos

Una forma sencilla de realzar un ambiente es a partir de la colocación de cuadros en las paredes.

Los cuadros son planos de color, que son capaces de darle mucho carácter al ambiente en el que se los coloca.

Se puede optar por un cuadro grande, que tenga una imagen potente y colores que combinen con la decoración de un ambiente, o también se puede escoger colocarlos en grupos.

Los cuadros como elementos decorativos 2

Algunos cuadros son dípticos o trípticos, es decir que son dos o más cuadros que deben colocarse juntos pues forman un conjunto y generan una imagen diferente cuando se los coloca uno al lado del otro. Un buen ejemplo es el de la foto. Tienen un gran impacto visual pues generan mayor especialidad que si la imagen estuviera en un solo plano.

La otra opción, más sencilla, es combinar un número de pequeños cuadros que no tengan mucho que ver entre sí, pero que forman un armonioso conjunto, como lo muestra la primera foto.

Te dejamos algunos ejemplos más.

Los cuadros como elementos decorativos 3

Los cuadros como elementos decorativos 4

Vía: Estilo y Deco

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios