Un clásico que renace: la Silla Tub

Hay diseños que jamás se olvidan, la Tub Chair de Hans Wegner es una de ellas, una de las piezas del mobiliario contemporáneo que aún continúan despertando interés y fascinación entre los adeptos del interiorismo y la decoración. Hoy, cuando se han cumplido cien aniversarios de Hans Wegner, la firma danesa PP Mobler se enorgullece en lanzar nuevamente al mercado la Silla Tub, que desde siempre ha sido un ejemplo brillante de los experimentos audaces y pioneros que Wegner realizó durante toda su vida.

Entre todas las piezas del mobiliario, sin lugar a dudas, las sillas pueden cambiar completamente el aspecto de los ambientes; conseguir alguna que responda a las necesidades por las cuales ha sido concebida y que perdure en el tiempo no es cosa sencilla. Sin embargo, hay algunos trabajos que han superado todos los retos, incluso los del tiempo, que amenazan con dejar en el olvido y en el camino cientos de diseños.

Un clásico que renace: la Silla Tub  3

 

Por suerte a Hans Wegner ha sido uno de ellos, pues ha traspasando todas las barreras posibles, este diseñador escandinavo es hoy una de las figura más representativa del llamado Modernismo Orgánico; a lo largo de toda su vida Wegner ha ideado más de 500 modelos diferentes de sillas, convirtiéndose así en “El rey de las sillas“. Hoy, en su aniversario número 100, la firma de mobiliario PP Mobler propuso un festejo a la altura de las circunstancias, pues no tuvo mejor idea que revivir una de sus piezas más famosas, hablamos de la Tub Chair; un modelo que a pesar de ser de la década del 1950, todavía se ve totalmente moderno y en el que Wegner se lució como pionero al emplear nuevas técnicas y materiales.

Un clásico que renace: la Silla Tub  1

La Tub Chair fue una pieza innovadora para aquella época que hoy se actualiza para estar nuevamente en nuestros hogares. Wagner siempre fue un pionero, y la Tub Chair lo afirma, pues su diseño muestra el uso de la entonces emergente técnica de moldear madera contrachapada con tapizado y trabajo tradicional en madera. Wenger incluso añadió un mecanismo para ajustar el ángulo de inclinación de la espalda para que se adapte a nivel de comodidad.

Vía: Diseño y Arquitectura 

Compartir en Google Plus

Acerca de Ivana Carino

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios