Mueble antiguo pintado en color moderno

A veces, la mezcla de ideas y estilo es lo que hace de la decoración de interiores un arte, y le imprime personalidad.

En este caso, veremos un buen ejemplo de lo que estamos hablando. Se trata de un viejo mueble, de estilo clásico y aires retro, pintado en un color vibrante y moderno como el turquesa.

Es ideal cuando no tenemos un mueble de una madera de gran calidad y/o esa madera está demasiado deteriorada para que aprovechemos su aspecto natural.

En este caso, una buena lijada y unas manos de pintura cambiarán por completo el estilo y aspecto del mueble, convirtiéndolo en algo moderno pero que aún conserva sus líneas retro, y con un fácil reciclaje.

La misma idea, desde luego, es aplicable a otros muebles diferentes al aparador que vemos en la foto: sillas, mesas, hasta el cabecero de una cama y algo simple como el marco de un espejo antiguo.

El color: lo dejamos a tu elección.

Vía: Decoración.in

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios