Decora tu hogar con antigüedades y buen gusto


Decorar una vivienda con antigüedades y buen gusto está prácticamente al alcance de todos los bolsillos. Depende básicamente de aplicar el sentido común y no dejarse engañar ni por los anticuarios y no mucho menos por falsos delirios de grandeza.

Para decorar con antigüedades, el primer requisito básico es ser conscientes de que no todos podemos comprar piezas originales porque no podemos permitírnoslo. Sin embargo eso no supone tener que renunciar a un estilo decorativo que esté dominado por las antigüedades. Existen muchas soluciones antes de tener que renunciar a estas piezas de colección.

Rechazar la mala copia

Un consejo fundamental para no dejar de visitar anticuarios es “patearse” mercadillos locales y buscar por la red, pero sobre todo no comprar cosas falsas. A pesar de que muchas tiendas de antigüedades pueden suponer una barrea importante para muchas familias, por el precio elevado de muchos de sus productos, el truco está en saber bien qué es lo que se está buscando.

Visitar un anticuario en Madrid, Barcelona o Sevilla no tiene por qué ser sinónimo de acabar con el bolsillo pelado.

Recuperar máquinas antiguas

Al fin y al cabo, decorar un hogar con antigüedades y buen gusto es ofrecer a la vivienda ese toque vintage o retro. Con algunos consejos se puede conseguir sin necesidad de invertir mucho dinero.

Una solución pasa por recuperar del baúl, del trastero o del sótano algunas máquinas antiguas: la máquina de escribir que te regalaron en la comunión, la cámara de fotos Polaroid de tu madre, la máquina de coser de tu abuela…

Si no disponemos en casa o en la familia de artilugios de este tipo, una solución cómoda pasa por buscarlas a través de internet, donde vamos a encontrar antigüedades en Madrid online, en Barcelona o en cualquier otro lugar de España, o bien comprarlo a distancia.

Recuperar el baúl como elemento decorativo

SI hablamos de recuperar objetos antiguos, ¿por qué no hacerlo con el baúl? Un viejo baúl nos ofrece muchas posibilidades. Se puede colocar en el salón, o como mueble auxiliar en el recibidor, incluso hay quien se atreve a meterlo en el dormitorio.

Tanto en el caso del baúl como con otros muebles que se deseen recuperar para darle a la decoración un toque vintage, la solución pasa por restaurar estos muebles y dejarlos con un toque envejecido. En internet existen muchos tutoriales y consejos para realizar esta tarea de manera cómoda.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios