Estilos de decoración para el jardín

Sin importar qué tipo de jardín tengamos, este espacio es uno de los más valorados de nuestro hogar. La posibilidad de crear un lugar que nos conecte con la naturaleza y nos permita relajarnos después de un largo día es perfecta para elegir un estilo de decoración que invite a pasar tiempo allí. Muchas veces, con solo comprar bomba de riego, algunos muebles y varios objetos decorativos se pueden crear espacios encantadores. El primer paso: elegir el estilo de decoración que más se adapte a nuestras preferencias.

Estilo mediterráneo

El estilo mediterráneo nos transporta a la playa y las costas del mar Mediterráneo. La piedra es uno de los elementos característicos de este estilo y puede utilizarse para crear caminos o muretes que contrasten con el blanco de las paredes. En cuanto a la vegetación, hay muchas variedades de plantas para elegir: plantas aromáticas, como la lavanda y el romero, y flores, como el jazmín. Los árboles que son característicos de la región, como el limonero y las palmeras, también son una buena elección. No dudes en experimentar, además, con los objetos decorativos que la herencia árabe dejó en esta región, como azulejos para revestir paredes y suelos.

Estilo zen

El estilo zen se caracteriza por un diseño simple en el que prima la armonía. Los tonos blancos y de la gama del beige dominan esta tendencia; muchas veces, se utilizan uno o dos objetos decorativos en tonos rojizos que resaltan dentro de esa paleta. Para lograr la paz que procura el estilo zen, una pequeña fuente de agua fabricada con una bomba sumergible es el elemento que invitará a la relajación y meditación en el jardín. Los sofás y mesas auxiliares complementan el espacio. Con respecto a la vegetación, si verdaderamente quieres lograr un entorno zen, deberás optar por las variedades orientales, como el cerezo y la flor de loto.

Estilo rústico

El estilo rústico evoca el campo y la montaña. La madera, la piedra y los adoquinas son elementos que no pueden faltar en este tipo de jardín. En particular, la madera combina a la perfección con los tonos cálidos que se encuentran en este estilo; puedes incluir una mesa con sillas de madera en cualquier rincón del jardín. En cuanto a las plantas, la clave consiste en diseñar un jardín que dé la sensación de naturaleza silvestre. Para ello, las flores serán una gran adición: margaritas, lirios, caléndulas y pensamientos son tan solo algunas de ellas. Además, los árboles frutales, como el naranjo, y las plantas trepadoras, como la vid, son buenas elecciones para crear un aspecto silvestre.

El jardín es uno de los ambientes más valiosos de la casa. Diseñar uno que nos invite a pasar tiempo allí y relajarnos es tan importante como pensar en la decoración de los ambientes interiores. Los estilos mediterráneo, zen y rústico son tan solo tres de las tendencias que pueden elegirse para decorar el jardín. Pensar en sus elementos compositivos y diseñar en base a ellos es fundamental.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios