Una técnica decorativa muy particular: pintura al vinagre

 

Esta técnica creará vistosas texturas con la que podrás cambiar el aspecto de los muebles o las paredes de la casa. Así que, si hay una mesa que te aburre, una cajonera que te gustaría modificar o ya no quieres una pared con los típicos acabados planos te invitamos a seguir conociendo más sobre este recurso que te ayudará a plasmar el ingenio y la personalidad en la decoración de tu hogar. Aquí, todo sobre pintura al vinagre.

El vinagre, el mismo que utilizamos en las ensaladas, ahora podrás utilizarlo en la decoración. Sí, así como lo lees, una pizca de vinagre tiene la fuerza suficiente para cambiar el estilo y los aires decorativos de tu hogar. ¿De qué se trata esto? Estamos haciendo referencia de la pintura al vinagre, una de las técnicas decorativas más antiguas y sencillas de aplicar, tal es así que está al alcance de cualquier persona, tanto de expertos como aficionados al bricolaje, que permite decorar cualquier superficie o rincón de la casa  de un modo diferente u original, podemos utilizarla en puertas, ventanas, muebles, vigas de hierro o madera, pasamanos, rejas, azulejos, es decir, en casi cualquier superficie a la que quieras conseguir el estilo vintage. Si quieres probar esta técnica decorativa, toma nota de todo lo que necesitas saber para hacerlo.

Preparación

Para trabajar necesitaremos los siguientes ingredientes: un recipiente/ 110 centímetros cúbicos de vinagre/ 5 gramos de azúcar / Lavavajillas/ Colorante en polvo del color que quieras conseguir/ Esmalte sintético de color claro/Barniz sintético en formato aerosol.

La pintura al vinagre se conseguirá tras mezclar en un recipiente el vinagre, con el azúcar y una pequeña cantidad de lavavajillas . La mezcla se agita, se separa una cuarta parte de la combinación resultante y se añade a ésta en pigmento que le dará el color con el que pintaremos la superficie. Tras remover para que no queden grumos y que el color obtenido sea uniforme, se añade esta segunda mezcla al preparado anterior.

*Aclaración: estas medidas son proporcionales al tamaño del objeto que desees pintar. En caso de que la superficie sea grande, deberás aumentar las cantidades de manera proporcional.

Preparar la superficie

Antes de empezar a limpiar debemos preparar la superficie, para ello aplicaremos tres o cuatro manos de esmalte sintético satinado en tono claro. Una vez seco, lijaremos para alisar la superficie y frotaremos la zona con vinagre puro. Luego, pintaremos el mueble o pared con el preparado de vinagre y pintura. Para un buen resultado, se debe pasar la brocha en un solo sentido: de derecha a izquierda y de arriba abajo, o viceversa. En caso de querer conseguir diferentes texturas, antes de que se seque pasa sobre la superficie pinceles de diferente tamaño en distintas direcciones o puedes pasar una esponja o un trapo para obtener un efecto patinado. Por último, cuando se haya secado aplica barniz sintético en formato aerosol.

¿Qué te ha parecido esta técnica?

Vía: 20 Minutos

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Ivana Carino

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios