Puff tejido a dos agujas

Puff tejido a dos agujas

Todavía despunta el verano, pero ya podemos comenzar a pensar en proyectos para la decoración de interiores de otoño e invierno. En este caso, este sencillo puff redondo está recubierto de un tejido a dos agujas, que nos recuerda la calidez de los jerséis a los que recurrimos cuando el clima se vuelve frío.

Es un detalle ideal para completar la decoración del salón, ya que sin dudas invita a sentarse y relajarse cuando el clima no nos invita a dejar la casa.

Simplemente, se ha escogido una lana de hebra gruesa y se ha tejido un rectángulo cuya altura sea igual al diámetro del puff, y con un ancho que permite cubrirlo por completo, esto dependerá del tamaño del puff que vayas a realizar.

Conviene elegir un tamaño de agujas grande y que los puntos no queden demasiado tensionados, para que el tejido sea flojo, así además terminarás antes. En este caso, el tejido tiene un motivo trabajado, pero queda muy bien si lo haces con el punto que sepas.

Por último, con aguja de lana cose el lateral y luego realiza un frunce arriba y otro abajo para terminar.

Traducción sitio original

Vía: Hvitetulipaner

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

2 comentarios

  1. Alyn dice:

    Infrmoation is power and now I’m a !@#$ing dictator.

  2. Patricia dice:

    Hola!! Yo lo hice tal cual das las instrucciones y al cerrarlo me quedo espantoso y decidí deshacerlo para hacerlo con ganchillo, que frustrada me sentí!! Hay alguien que pueda decirme como se hacen de verdad? Gracias