Cómo colocar etiquetas en los productos DIY

Cómo colocar etiquetas en los productos DIY 1


En los últimos años se ha puesto de moda la filosofía DIY. DIY son las siglas en inglés de “Do it yourself”, háztelo tú mismo y significa precisamente eso, hacer algo con nuestras propias manos.

La filosofía DIY está muy implantada en decoración del hogar, en las manualidades, en la moda e incluso en el bricolaje. En realidad, el origen del fenómeno procede de los movimientos anticapitalistas, que no querían entrar en el sistema económico. A partir de fabricarse sus propias pertenencias y repararlas, comenzó a utilizarse el término “Do it yourself”, que hoy día se ha extendido a todo aquellos que hacemos con nuestras propias manos de manera original con materiales reciclados o que encontramos a la venta en internet o tiendas de arte y manualidades.

El movimiento tiene tanto seguimiento porque se trata de piezas que se hacen de manera individual, por tanto, son únicas y exclusivas. Adquieren además el valor personal de haberlas hecho por nosotros mismos.

Etiquetas para productos DIY

Si queremos personalizar aún más los productos DIY, Wunderlabel nos propone etiquetas para la ropa así como etiquetas de cartón y pegatinas para otros tipos de productos. Con las etiquetas de Wunderlabel no se puede únicamente marcar diferentes productos DIY sino también crear una etiqueta con un diseño propio y un logo exclusivo para promocionar una marca.

En el enlace www.wunderlabel.es/blog podemos consultar algunas de sus novedades y todos los productos a la venta del portal.

En Wunderlabel cuentan con etiquetas para ropa y para coser, tejidas o impresas, así como etiquetas con instrucciones de lavado para garantizar el mantenimiento adecuado de los productos. Sus materiales son de primera calidad.

Trucos para colocar etiquetas

En Wunderlabel cuentan con etiquetas para la ropa y para coser así como con etiquetas de cartón, cintas autoadhesivas y otra serie de productos. En caso de querer retirar una etiqueta autoadhesiva, el proceso es similar al de colocación, es decir, aplicar calor a alta temperatura a la etiqueta y el pegamento. Poco a poco, la etiqueta se irá despegando mientras se aplica el calor.

Para evitar dañar la ropa, es interesante colocar una lámina de papel pergamino sobre la ropa y la etiqueta y aplicar calor con la plancha durante unos segundos. Una vez que la etiqueta esté caliente, con una pinza y mucho cuidado se puede levantar una esquina de la etiqueta. Si la etiqueta se levanta sin problemas, no habrá riesgo en retirarla por completo.

Si no es suficiente, habrá que aplicar calor durante más tiempo.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios