Minimalismo: espacios modernos y originales

Se trata de un estilo que ya ha inundado una gran parte de salas y de habitaciones de hogares. Así mismo, trae consigo una nueva forma de ponderar a la decoración y al diseño. Podríamos resumir sus expresiones en frases tales como, “menos es más” o “nada de más”. Una forma de decorar, que podría caracterizarse como inaudita, aunque ya es muy utilizada en todo el mundo, y  cada vez adquiere más protagonismo en las tendencias de la decoración.

Tener sólo lo necesario es lo que dará un toque tanto elegante como ordenado a tu salón. Tiene que ver con utilizar aquello imprescindible, de lo que no podemos obviar. Así mismo, estos mínimos accesorios siempre tienen un toque característico: piezas de diseño, originales, audaces, o sencillas pero elegantes. En la actualidad, la decoración busca ser funcional y minimalista.

¿Quieres convertir tu hogar en moderno? De esto se trata: una de las claves de lo moderno es que muchos de sus muebles tienen varias funciones. La verdad es que nunca hay complementos de más si no són útiles. Y hoy te mostraremos algunas de las principales características, los materiales y accesorios que se utilizan para lograrlo.

Los materiales para transformar en moderno tu salón pasan por fuerza por el cristal y el aluminio en el mobiliario. Pero, además, las texturas brillantes para complementos dan un aire rotundamente moderno. Los colores claros y el blanco combinados con el negro y el gris son los básicos para decorar un salón moderno.

La luz que juega un papel muy importante. En los salones modernos debes disponer dos tipos de iluminación: luz general, en el techo, que puedas regular para crear más o menos intimidad. Pero no olvides situar uno o más puntos de luz para que den ambiente por la noche en rincones del salón que para tí son especiales: la zona donde te gusta leer,  donde conversas con los amigos o el lugar donde ves la televisión.

En cuanto al mobiliario, el modernismo y el minimalismo se caracterizan por poseer muebles con estructuras simples: líneas rectas, sutiles y de baja altura. Así mismo, son los encargados de darle al lugar una cuota de color. Sobre el blanco o el neutro de las paredes, podrás aplicar cojines, cortinas, una alfombra o algunos cuadros coloridos para llevar a la decoración a su máxima expresión.

Aquí te mostramos algunos ejemplos de este estilo tan particular, osado y divergente:

Minimalismo: espacios modernos y originales 2

Minimalismo: espacios modernos y originales 3

Minimalismo: espacios modernos y originales 4

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios