Estilo francés en decoración

Estilo francés en decoración

Hoy veremos cuáles son los fundamentos del estilo francés en decoración de interiores, algunas de sus características y cómo aplicarlo en nuestro hogar. Se conoce como estilo francés a aquel que incorpora elementos de los estilos decorativos que destacaron en las cortes de los reyes Luis XV o Rococó, como también Luis XVI o Estilo a la Griega.

Este tipo de muebles y objetos decorativos como enriquecidos marcos dorados para espejos, platería y porcelana, muebles muy recargados tallados y con tapizados en telas muy ricas como la seda y el brocado, también las lámparas de caireles de cristal, son característicos del estilo francés.

La decoración francesa suele destacarse por sus curvas, por los colores pasteles y adornos rococó. Los muebles suelen realizarse en madera maciza, con diseño de curvas especialmente en las patas de las mesas, en apoyabrazos y respaldos, con tallados decorativos. Los tapizados son el telas como terciopelos, brocado o seda, con el uso de tonos pastel, pero predominantemente el blanco.

El papel pintado en las paredes suele ser característico, con diseños brillantes y con motivos florales por lo general, pero también en colores claros. En cuanto a las cortinas, suelen ser largas e importantes.

Claro que el estilo francés más puro puede resultar excesivo para nuestro gusto actual, por ello es buena idea combinar elementos del estilo francés con detalles modernos, por ejemplo un sofá francés con cojines de estampados modernos, y otros muebles.

También puedes sumar detalles como un espejo con marco dorado y tallado, unos jarrones de porcelana con diseño de flores o lámparas de caireles de cristal. Estos elementos aportan elegancia, romanticismo y un toque vintage a tus estancias que quedan muy bien.

En cuanto a la paleta de colores a seleccionar, hay que tener en cuenta que el estilo francés tiene una fuerte influencia en los elementos naturales. Por ello, conviene evitar los colores fuertes artificiales y se debe elegir en cambio tonos que armonicen con el entorno natural.

De todas formas, ello no implica que no puedas elegir colores con mucha luz, por ejemplo colores que evoquen a los de las flores silvestres de la campiña francesa, como el amarillo girasol, el verde césped o el rojo amapola.

Vía: Estilo Decoración

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. […] decoración francesa es clásica, con reminiscencias hacia un pasado burgués de lujo y opulencias. Adaptado, claro […]