Elegancia y distinción: una sala de estar en blanco y negro

Para  renovar los ambientes interiores de nuestro hogar, no siempre es absolutamente necesario embarcarse en grandes obras y construcciones. Muchas veces, con un simple cambio en los colores de las paredes y en el mobiliario logramos re-significar totalmente espacios y convertirlos en ambientes nuevos cargados de estilo, arte y buen gusto.

Tal es así que analizando las distintas variantes de composiciones y escalas cromáticas, difícilmente puede hallarse dentro del mundo deco una combinación de colores más elegante y refinada que la que surge de la unión entre el  blanco y el negro.

Para quitarle cualquier dejo de dramatismo y sobriedad al color negro, nada mejor que ambientar una sala de estar o living, utilizando estos dos colores neutros, antagónicos, pero básicos y elementales para cualquier decoración.

Mobiliario, accesorios y las combinaciones más acertadas

El estilo Black and White, clásico pero siempre moderno implica cierto  gusto y preferencia por los detalles, la simpleza y lo minimalista. Esta decoración monocromática, nos habilita a jugar con las texturas y los materiales de los muebles y accesorios decorativos.

Un sofá negro, con cojines blancos o nude, le dan un touch distinguido y vanguardista a la sala de estar.  Detalles y accesorios decorativos en blanco y negro siempre son una buena opción. Incluso un alfombrado en animal print blanco y negro, es altamente recomendable para completar un juego de living compuesto por un  sofá negro  y pequeños sillones blancos.

Las paredes blancas nos dan la base perfecta para combinar con sofás, sillones y muebles de madera oscura, y además la neutralidad del blanco en contraste con el negro permite jugar con elementos decorativos en metal y acero como por ejemplo lámparas de pie, estanterías, marcos de cuadros y portarretratos, entre otros.

La idea es que esta amalgama de colores, logre crear ambientes armónicos y con un equilibrio casi simétrico y proporcionado. Saber equilibrar correctamente estos colores y balancear tanto las zonas oscuras como aquellas en las que predomina la claridad, hacen posible que la sala de estar luzca como un verdadero espacio integral, unido y proporcionado.

Compartir en Google Plus

Acerca de Cecilia Chiaramello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios