El amor por lo retro: una forma de vida

El amor por lo retro: una forma de vida 1


Ir de compras cada vez se está convirtiendo en una tarea más difícil con la sobrecarga de versiones disponibles a nuestro alcance. Hoy en día, tal y como marca la tendencia, cualquier articulo tiene ya su versión retro.  Sin embargo, ya no se trata de coleccionar pequeñas reliquias que parecen de los años cincuenta. El amor por lo retro se ha convertido ya en una forma de vida.

Es por esta razón que no resulta extraño el hecho de que las bombillas incandescentes se hayan convertido en tendencia. Quizás sea por el filamento al descubierto, la cálida luz que emiten, los colores vibrantes que proyectan o su forma más clásica lo que ha logrado re-conquistar a muchos. Sea como sea, no se puede obviar el hecho de que hoy en día representa una tecnología obsoleta con multitud de desventajas. Tanto para los consumidores como para el medio ambiente.

Tales son sus inconvenientes que la Unión Europea ha emitido leyes para descontinuar su fabricación y uso. ¿Pero qué pasa con aquellos que quieren iluminar su hogar o negocio para dotarlo de la bella nostalgia por lo antaño?

Pensando en todos ellos, ¡se han creado las bombillas LED retro!

Estas luces LED tienen multitud de ventajas frente a las antiguas incandescentes. Cómo por ejemplo la increíble cantidad de ahorro que suponen para los consumidores -con estas bombillas podrás ahorrar más de un 85% en tu factura -además, tienen  un promedio de vida media útil entre 15.000 y 30.000 horas, mientras que las incandescentes duran tan solo 1.000 horas. Las LED retro pueden llegar a funcionar durante décadas sin tener que reemplazarlas. Emiten una luz tan cálida como las incandescentes y reproducen los colores con total intensidad. Por último, pero no por ello menos importante, las luces LED no usan mercurio  u otros elementos perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

Además, por si esto no fuera poco, no emiten calor ni rayos UV por lo que no dañan los objetos más sensibles o los colores sufren descoloración alguna.

¿Quizás el truco esté en la instalación? Pueden estar preguntándose algunos. Lamentablemente para los más escépticos, no. La instalación es tan sencilla como quitar la vieja bombilla vieja e instalar la nueva bombilla LED Retro.

Además, ¡con las bombillas LED Retro regulables se puede ajustar la intensidad de luz para crear siempre la atmósfera perfecta!

El amor por lo tradicional o lo clásico no tiene porque estar reñido con la tecnología más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios