La cama como elemento de decoración principal del dormitorio

La cama como elemento de decoración principal del dormitorio 1


En la decoración del dormitorio, la cama merece una atención especial. No sólo se trata del mueble central de la habitación y el más importante, sino que también es el lugar de descanso, por lo que su decoración merece más atención de la que pensamos.

El primer objetivo que debemos conseguir es que la cama sea cómoda y confortable. El colchón es un elemento fundamental, hay que apostar por el que más se adapte a las necesidades y preferencias. El precio es importante, pero lo es mucho más invertir en salud y bienestar.

Ropa de cama

El siguiente paso es vestir la cama. Hay multitud de diseños, colores y materiales de la ropa de cama y los elementos accesorios, como los cojines. En el caso de las sábanas, la calidad se mide por la cantidad de hilos, lo ideal es que tenga más de 300 hilos por pulgada.

Existen comercios tradicionales y tiendas web especializadas en este tipo de productos y donde podemos encontrar a la venta ropa de cama barata y de buena calidad.

Para cubrir las sábanas, las opciones más comunes son colchas o fundas nórdicas. Es interesante que la elección vaya a juego con el estilo del resto del dormitorio, es decir, una decoración que acompañe a la del resto de la habitación. En el portal diezxdiez cuentan con textil y ropa de hogar de todos los diseños y adaptadas a todos los bolsillos.

En la decoración de camas es también importante el cabecero. Existen numerosos estilos, modelos y formas y a diferencia de otros elementos, aquí podemos dejar volar la imaginación e incluso hacer un DIY (Do It Yourself), hazlo tú mismo.

Consejos para la decoración de camas

Un consejo básico es no escoger colores estridentes para la ropa de cama, ni tampoco tonos oscuros y estampados exagerados. Los tonos claros o pastel y que son limpios, sin muchos detalles, dan sensación de mayor higiene, amplitud y aportan luminosidad.

Aunque en el cuerpo humano la arruga es bella, en las sábanas no lo es. Un truco es planchar únicamente la zona que queda a la vista, para que la tarea sea más fácil, una opción pasa por escoger telas  que no se arrugan.

Recuperando el tema del confort, la decoración no es sólo un aspecto visual. La decoración se percibe por todos los sentidos, son también importantes una textura cómoda de los elementos y un aroma agradable, para ello podemos optar por perfumar el dormitorio a diario, una vez que se haya aireado.

Por último, un truco que siempre funciona es vestir las ventanas con cortinas. Como es lógico, deben ir a juego con la ropa de cama y el resto de la decoración de la habitación, las telas más recomendables son los algodones o los linos, que son telas vaporosas y con caída. Las cortinas sí admiten mejor los estampados.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios