Dormitorios para hipster: entre la modernidad y la nostalgia

Un movimiento cultural como el hipster con su estética y simbolismo propio, pudo expresarse más allá de la moda, y sentar sus bases en determinadas manifestaciones artísticas. El mundo del diseño y la decoración no fue ajeno a esta realidad por lo que el espíritu hipster, también  dice presente en las tendencias deco.

El dormitorio es uno de los ambientes donde el estilo hipster puede expresarse en su máxima potencialidad. Al ser un espacio privado y personal, es allí donde pueden combinarse y amalgamarse distintos objetos decorativos preferidos por el hipster que confecciona y diseñe esa habitación.

Hay ciertos elementos que no pueden faltar en el  dormitorio de un verdadero hipster. Objetos decorativos propios de los años 60, y de décadas anteriores son fundamentales para conseguir este espíritu novedoso y melancólico de épocas pasadas.

Alfombrados con estampas geométricas, cuadros con fotos de las clásicas motos Vespa, o cuadros de los famosos mostachos, y porque no viejas cámaras fotográficas en los estantes de una repisa repleta de antiguos discos de pasta, completan un dormitorio sin dudas hipster.

Además en el aparador de un dormitorio de espíritu y decoración hipster, no puede faltar un viejo tocadiscos, o un  gran aparto de radio. Los colores que predominan son los blancos y los tonos neutros como los grises y los beige, y el piso si es de madera mucho mejor.

Los muebles más indicados son los de madera, que contrastan perfectamente con accesorios de metal y aluminio, como lámparas y sillas de jardín antiguas.

También percheros de madera o aluminio para colgar sombreros, simples escritorios de madera con máquinas de escribir, o gigantografías de papeles de diarios con noticias históricas relevantes, y hasta miniaturas de bicicletas pueden colaborar en la construcción y diseño de un universo hipster en el interior de un dormitorio.

Dormitorios para hipster: entre la modernidad y la nostalgia 2

Cojines de colores, asimétricos y divertidos, vinilos para las paredes, sillas de oficina, lámparas de pie  y estantes irregulares son indicados , para lograr este estilo, simple, austero, cuidadoso de los detalles, los objetos antiguos , la colección y la añoranza por todo tiempo pasado.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Cecilia Chiaramello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios