Las cortinas, un detalle que no te puedes olvidar cuando vayas a decorar tu cuarto

Aún cuando la mayoría de las personas les asignan un rol secundario en el proceso de decoración del hogar, es indudable que las cortinas se han transformado con el paso del tiempo en una herramienta fundamental para la ambientación de cada uno de los espacios de nuestro hogar. De esta forma, es evidente que no debemos entender a la incorporación de las cortinas como una cuestión simple y dejarla para último momento, sino que debemos comprender que la selección de las cortinas para cada espacio de la casa termina siendo mucho más influente de lo que la mayoría cree a la hora de conseguir un ámbito elegante y acogedor.

Tomando como referencia la opinión de los especialistas en materia de decoración, al momento de decidirnos por una u otra cortina debemos tener en cuenta una serie de factores entre los que se destacan los tejidos, los formatos y los colores que podemos hallar en el mercado, siendo un punto clave el de analizar a fondo la iluminación, el tamaño y el estilo decorativo que prevalece en cada habitación. Otro elemento central que debemos tener en cuenta al momento de instalar una cortina es el de la iluminación, valorando especialmente la cantidad de luz que entra en el lugar y determinando a partir de ello la funcionalidad que se le quiere otorgar a la cortina. Vale la pena tener en cuenta que muchas veces la cortina deja de ser un elemento de decoración para convertirse en un elemento estratégico papa evitar que entra demasiada luz en el ambiente en cuestión. Es allí donde tenemos la suerte de contar con una larga lista de opciones en cuanto a tejidos se refiere, todos ellos con una gran cantidad de grosores y de colores para cumplir con el objetivo deseado.

Haciendo especial hincapié en la variedad de tejidos con los que hoy se confeccionan las cortinas, y como expresan sitios especializados en la cuestión como http://www.labotigueta.es/, vale la pena recordar que los empresarios textiles ofrecen hoy un amplio abanico de posibilidades para elegir en el mercado. De esta forma, cuando vayamos a elegir la tela para nuestra cortina podremos encontrarnos con un sinfín de estampados y de motivos, todos ellos en diversas telas que se adaptan a cada gusto y a cada necesidad. La oportunidad de contar con tejidos tan distintos permitirá crear estores, paneles japoneses o las típicas cortinas lisas que hoy tanto se utilizan.

Un elemento fundamental que debemos tener presenta cuando vamos a elegir una cortina es el hecho de que se trata de un complemento de decoración, con lo cual es necesario que se adapte al estilo que domina en cada habitación. En el caso de que estemos ante un ambiente amoblado y con una decoración de tipo rústico, lo ideal es inclinarse por estampados, tejidos y colores que mantengan esta línea. En todos los casos, y sin importar el estilo que hayamos elegido, seguir la línea decorativa es fundamental para que las cortinas cumplan con su objetivo principal, el de no desentonar dentro de la habitación que van a vestir.

Compartir en Google Plus

Acerca de David

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios