Las características de la decoración estilo retro o vintage


La decoración retro o vintage está de moda, y se trata de términos que no se utilizan exclusivamente en la decoración, sino que es aplicable a otras disciplinas como la moda textil, el arte y otras disciplinas artísticas. Uno de los últimos fenómenos donde más elementos retro o vintage aparecen es la serie de Netflix Stranger Things, que está ambientada en los 80 y recuperan artículos y mobiliario que marcaron toda una época.

En lo que se refiere a decoración, los términos retro y vintage hacen referencia a la recuperación de muebles y del estilo de épocas pasadas pero combinándolas con elementos modernos y vanguardistas, que le ofrezcan al espacio en cuestión un toque nostálgico pero también un ambiente actual.

La decoración retro o vintage destaca por su elegancia, clasicismo e incluso un punto de romanticismo. En la actualidad no es difícil encontrar muebles y elementos decorativos estilo vintage pues existen muchas tiendas especializadas en cualquier ciudad, incluso tiendas de segunda mano donde pueden reutilizarse productos originales de épocas ya pasadas que, de la mano de un decorador, pueden generar una decoración que incorpore elementos retro y los más actuales.

Existen productos vintage de todo tipo: desde bombillas led retro a muebles estilo vintage pasando por electrodomésticos y múltiples objetos de decoración. Os comentamos a continuación algunas de las características de la decoración retro.

Los estampados

Son un clásico. No tienen por qué ser de flores, hay muchos otros (figuras geométricas por ejemplo), que presentan el mismo estilo. Se pueden utilizar para los cojines, las cortinas la ropa de cama, tapizar sillas y sillones, etc.

Son también muy comunes las paredes empapeladas con motivos estampados. Una práctica habitual y que caracteriza a la decoración retro es jugar con estampados más actuales y otros más vintage, así se consigue ese juego de contrastes.

Elementos decorativos imprescindibles

Existen algunos elementos que son absolutamente necesarios para conseguir ese aire retro del que hablamos. Un gramófono, una vajilla de porcelana, un teléfono con marcación de rueda, las cafeteras de aluminio, un cesto de frutas, un tocadiscos, una videoconsola de los 80…

En cuanto a las lámparas, no pueden faltar las lámparas de lágrimas de cristal, o las de tipo araña si hablamos de lámparas de techo. En el caso de lámparas de mesa, son más adecuadas para reproducir este estilo aquellas que tienen formas redondeadas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Esperanza Río

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios