Un espacio para vestir mujeres

Si hay un lugar por el que han suspirado las mujeres, ese es el vestidor, lleno de indumentaria y de calzado, por supuesto. Todas las mujeres hemos deseado alguna vez un espacio destinado solamente a nuestra ropa, nuestros zapatos, y que además nos permita vestirnos y ver como quedan los conjuntos escogidos. Un vestidor es el anhelo de muchas de nosotras y en ocasiones renunciamos a esto por falta de espacio o porque pensamos que puede resultar caro.

Generalmente se recomienda ubicarlo en el dormitorio, pues allí es donde nos sentimos más a gusto vistiéndonos y podemos tener todas nuestras cosas cerca, pero cada vez vemos más innovaciones en esta aspecto. Cualquier pasillo o rincón inutilizado puede transformarse rápidamente en un vestidor, aunque recomendamos que si no esta dentro del dormitorio, al menos esté cerca. Otras personas prefieren que el vestidor esté en los baños, pero para esto es necesario tener especial cuidado con los materiales que seleccionamos por la humedad que hay en esta habitación. Una opción que es genial para ubicar el vestidor es la creación de un pasillo entre el dormitorio y el baño.

Lo más importante a tener en cuenta es la organización. Ésta es la clave para que funcione y sea no solo bonito, sino también útil. Utilizar cajones y perchas es una recomendación que te darán todos los interioristas, pues permite tener las prendas bien ubicadas y evita la sobrecarga en este pequeño espacio.

Si el espacio del que dispones para el vestidor no es muy grande te recomendamos en lugar de utilizar muchos cajones, optar por pocos pero que sean de gran profundidad. Así ahorrarás espacio y podrás distribuir correctamente las prendas. Las perchas son muy funcionales para espacios reducidos y para guardar las prendas largas o frágiles.  También puedes dividir la pared en dos espacios y poner perchas a dos alturas para prendas cortas o abrigos y chaquetas.

Aquí es donde puedes desplegar tu creatividad sin límites. Podemos optar por un diseño clásico y elegante y pintar las paredes de blanco o beige combinadas con el mobiliario de madera que siempre es una decisión acertada. También podemos innovar y escoger colores vivos, tapizar las paredes con papeles estampados y pintar los muebles de varios colores teniendo siempre en cuenta el estilo que hemos seguido para no desentonar.

Para acomodar un espacio y crear un vestidor solo necesitamos disposición, imaginación y tiempo para dedicarle a  la labor. En cualquier rincón olvidado de la casa podemos crearlo o con un poco de visión y la asesoría de algún decorador o diseñador, podemos transformar nuestro antiguo armario en un moderno vestidor.

Un espacio para vestir mujeres 2

Un espacio para vestir mujeres 3

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios