Instala un toldo y añade un toque estético a tu hogar

Los toldos siempre son una solución estupenda en los días más calurosos de año. ¡Cuántas veces nos habremos resguardado debajo de uno mientras disfrutamos de una terraza de verano! Más de uno seguro que se habría quedado hasta que se hiciese de noche. No cabe duda de que los toldos son muy útiles, pero más allá de eso, también tienen un componente estético que no pasa desapercibido.

La estética de un toldo viene definida por el tipo de instalación y por los colores o estampados del tejido. A la hora de instalar toldos en Madrid, hay que tener en cuenta que los hay con un cofre que permite guardarlos, de tal forma que quedan protegidos y no contrastan con la fachada de la vivienda. Sin embargo, hay otros que no tienen cofre y aún enrollados, puede verse de qué color son.

En cuanto a colores y estampados, los hay de todo tipo. Hay clientes que prefieren los colores sencillos como el azul o el crema, y otros que son más tradicionales y optan por las rayas en varias tonalidades. En cambio, algunos son más atrevidos y optan por estampados como palmeras, flores o incluso diseños que ellos mismos han realizado. Esto demuestra que los toldos son totalmente personalizables, adaptándose a cada necesidad en particular.

Para los negocios, la posibilidad de personalizar un toldo resulta muy útil. Se pueden elegir los colores de la empresa e incluir el logotipo, así como instalarlos en zonas concretas para crear cenadores, terrazas u otras estructuras cubiertas. Además, gracias a los distintos tipos de tejidos disponibles, se puede alcanzar el nivel óptimo entre protección solar y protección térmica, creando espacios frescos y agradables.

Para particulares, un buen toldo implica una buena inversión tanto para la ciudad como para el campo. Para pisos o viviendas unifamiliares, un buen toldo puede marcar la diferencia a la hora de mantener la temperatura de nuestro hogar. De esta forma, podremos descansar durante la noche y ahorraremos en sistemas de climatización y ventiladores. Para chalets y casas de campo, un buen toldo nos permitirá disfrutar de largas tardes al aire libre sin exponernos directamente al Sol. Toda protección es poca para prevenir insolaciones.

Elegir instalar un toldo es una opción ganadora por su utilidad y su componente estético, que añadirá un toque más personal a nuestro hogar y aumentará su valor en el mercado inmobiliario. Además, contarás con un servicio de mantenimiento ante cualquier imprevisto, desde daños por lluvia hasta por el propio desgaste de la lona.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios