La filosofía del blanco en decoración

En numerosas ocasiones hemos hablado en esta sección de la importancia del color en la decoración. Lo mucho que transmite y los efectos que se pueden conseguir según qué color domine la estancia a decorar. Incluso nos hemos referido a cómo decorar combinando determinados colores, como el blanco y el negro. Pues bien, en esta ocasión nos vamos a referir al color que no es ninguno. El color que en realidad representa la ausencia de color: el blanco. Porque se ha convertido en esencial en decoración.

El blanco es la base y la unión de todos los colores y se convierte en el punto de partida de cualquier proceso creativo.

Desde luego nadie pone en duda que “es el color de la luz solar, y por eso consigue con tanta facilidad dar sensación de luz a los espacios”.

De ahí que se acaben utilizando los colores en función de las modas. En mi opinión se tiene que buscar una continuidad cromática para dar confort visual a un espacio, a fin de que sea relajante a la vista y, al mismo tiempo, se cree una tendencia que vaya más allá de las modas y perdure en el tiempo”.

El blanco es un color que nunca pasa de moda. Pero además es un color muy recomendable para las viviendas justas de tamaño porque realza la luz existente —natural o artificial— y aporta luminosidad. Y, de paso, ofrece una percepción del espacio más amplia. Por otro lado, el blanco es muy versátil gracias a sus muchos matices y a que se puede combinar fácilmente y siempre con acierto.

Si tienes dudas respecto al estilo decorativo con el que acertarás si apuestas por el blanco, no temas. No hay posibilidad de errar. Imagina un espacio minimalista. Sí, abunda el blanco porque inevitablemente se asocia ese tipo de ambientes con el color, la pureza, la ligereza. Pero lo mismo sucede con el industrial (y el nórdico: recuerda que lo emplean como base de la mayor parte de sus ambientes), en el que se combina con metales y maderas naturales. Tampoco fallarás si tu estilo es el más clásico, porque es un color atemporal. Puedes apostar en ese caso por los muebles lacados combinados con textiles como el algodón o la lana. Conseguirás un entorno cálido y acogedor.

Ten en cuenta que no sólo nos referimos al blanco puro, al blanco nuclear. Hay multitud de tonalidades en este mismo color que te ayudarán a conseguir matizar la luz y el ambiente que persigues. No te olvides de todos ellos porque evitarás con ellos caer en uno de los errores más habituales de la decoración en blanco: la frialdad.

La filosofía del blanco en decoración 2

La filosofía del blanco en decoración 1 La filosofía del blanco en decoración 3 La filosofía del blanco en decoración 4 La filosofía del blanco en decoración 5

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

12 comentarios

  1. […] campo, en plena ciudad, el resto de las paredes para completar la mezcla de estilo debe realizarse en colores neutros como el blanco, ocre o cremas para potenciar la luz que puede llegar a contrarrestarse con el color de la madera, […]

  2. […] no solamente lo puedes combinar con el blanco, te queda bien con cualquier otro color. Una de mis combinaciones favoritas es con muebles oscuros, […]

  3. […] pesar del protagonismo del blanco, no debes olvidarte de la madera, material imprescindible en las cocinas de estilo nórdico. Podrá […]

  4. […] espacio despojado, con predominio del blanco, como eje de la decoración, con estancias frías e impersonales, se despide para dar paso al […]

  5. […] vamos a pintar el cuarto de baño siempre pensamos en los colores más tradicionales como el blanco. Sin embargo, existen otras muchas propuestas decorativas que no debemos perder de vista. Y el […]

  6. […] colores neutros, sobre todo el blanco, suelen ser los protagonistas y hoy, pare seguir en esta línea, os traigo una propuesta que me ha […]

  7. […] gama de colores disponible en la actualidad, hay uno que sobresale de manera de especial a la hora de decorar: el blanco. Un color con mucha tradición en el mundo de la decoración de interiores que se ha visto un poco […]

  8. […] trata de un apartamento pequeño, donde el blanco protagonista se ve alegrado por toques de color fáciles de incluir y llenos de luz. Una decoración intemporal […]

  9. […] Apuesta por los colores serenos. Triunfan los tonos tierra, los beige, el blanco y el gris, que evocan tranquilidad. Huye de los colores chillones y busca la armonía cromática […]

  10. […] las imperfecciones e irregularidades de las paredes, suelos y otros elementos; decantándote por colores como el blanco, el negro, el gris, el marrón o el beige; y mostrando vigas, cañerías y el ladrillo de las […]

  11. […] montón de colores. Eso sí, hay algunas tonalidades que le favorecen más que otras. Por ejemplo, el blanco es uno de los colores que mejores resultados te dará combinado con el azul, obteniendo estancias […]

  12. […] ese aire tan personal y especial. Y, dentro de ellas, lo mismo. Sencillez y calidez gracias al uso de este color que puede ser complementado con otros más intensos a través de los accesorios. No faltarán […]