Consejos para embalar la vajilla en una mudanza


La preparación de una mudanza supone embalar una gran cantidad de artículos. No todos ellos se deben guardar de la misma forma, ya que algunos son más delicados que otros y obligan a mayores precauciones para evitar que se rompan o deterioren. Entre los artículos más delicados encontramos la vajilla, que normalmente está conformada por objetos de cristal, porcelana, plata y otros materiales muy sensibles.

Por descontado, queda claro que el mejor modo de embalar la mayoría de objetos a transportar es mediante cajas para mudanzas. Un primer consejo fundamental es colocar en la parte inferior de cada caja una buena base de material amortiguador que funcione como colchón. Algunos ejemplos útiles pueden ser bolas de papel de periódico o revistas o planchas de poliestireno. Continuando con estos consejos básicos, os mostramos algunos de ellos para embalar la vajilla en una mudanza.

Colocar los objetos fijos en la caja, que no se muevan

A la hora de disponer la vajilla en cajas de mudanzas, es importante hacerlo de tal modo que queden colocados sin poder moverse. Para esto, en la caja no deben existir huecos libres. Esto lo podemos conseguir con papel o espuma de poliestireno como comentábamos anteriormente. Para fijar aún más la posición de la vajilla y evitar que se mueva, se puede emplear cinta adhesiva entre los platos y vasos, pero nunca se aconseja que queden pegados sin relleno a las paredes.

Anotar “frágil” en la caja de mudanza

Posiblemente si te enfrentas a una mudanza tengas que utilizar muchas cajas. Existen empresas como caja cartón embalaje .com especializadas en este sector, por lo que es un buena opción a la que acudir. Continuando con los consejos, aunque parezca obvio, todas las cajas que contengan artículos frágiles deben ir señaladas con la palabra “Frágil” bien visible en el exterior de las cajas. Se pueden hacer otras indicaciones como el sentido en el que conviene colocarla, el aviso de no colocar bultos encima, etc. La vajilla es un elemento frágil, por lo que es necesario atender a estas indicaciones.

Cajas resistentes y seguras

Ante una mudanza siempre hay que asegurarse que las cajas de los artículos frágiles están fabricadas con un cartón firme y resistente y que están bien cerradas. Si tienes en casa cajas de cartón viejas y un poco pasadas, no las utilices para guardar objetos frágiles como la vajilla. Y no escatimes en cinta adhesiva, es preferible excederse un poco con la cinta adhesiva y no quedarse cortos, pues si una caja se desmonta o se rompe durante el traslado, las consecuencias pueden ser terribles.

Embalar vasos y copas

Los vasos y las copas son una parte importante de la vajilla, quizás la más frágil. Es importante con estos elementos seguir los consejos recomendados pero además, seguir la siguiente guía para embalarlos en cajas.

En primer lugar debemos colocar una base en el fondo, que puede ser de papel triturado por ejemplo. A continuación, vamos rodeando cada vaso con papel de periódico y lo colocamos de manera vertical en la base de la caja. Una vez colocados todos los vasos, rellenamos con papel o espuma de poliestireno los huecos que queden entre los vasos. A continuación, repetimos la operación con las copas, las protegemos con papel y las colocamos sobre los vasos. Posteriormente, rellenamos los huecos que han quedado. Los vasos van antes que las copas porque normalmente son objetos más pesados.

Por último, en el caso de que sean objetos muy delicados o se les tenga especial cariño, la opción más recomendable pasa por trasladar esos objetos por uno mismo, de esa manera se evita que los empleados de la empresa de mudanzas u otras personas estén en contacto con cajas de las que desconocen su contenido.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios