¿Estás pensando en contratar un decorador? Aquí algunos consejos

¿Quieres cambiar el estilo o la ambientación de tu casa y no sabes como empezar? Entonces, te recomendamos que busques un poco de asesoramiento profesional, un diseñador de interiores sería el indicado. ¿Pero qué debemos tener en cuenta a la hora de elegirlo? Hay algunos detalles que no debemos pasar por alto a la hora de contratar asesoramiento profesional, por ello aquí te daremos una serie de consejos que deberías considerar.

El decorador o diseñador de interiores es un profesional preparado para proporcionarle soluciones integrales, desde creativas hasta técnicas, a quienes deseen crear, renovar o acondicionar los espacios interiores, privados o de trabajo, teniendo en cuenta las necesidades del cliente. Sin embargo, muchas veces encontrar a la persona ideal que nos ofrezca el asesoramiento correcto no es tarea fácil, por ello hemos elaborado una pequeña lista con consejos para que no erres al momento de contratar a un profesional de este tipo y puedas llegar a tener el espacio que siempre deseaste.

1. Buscar un diseñador en lugares indicados

El primer paso es tener bien en claro dónde ir a buscar un buen diseñador de interiores. En este sentido, la mejor manera de hallar a estos profesionales es acercándote a lugares especializados, casas de decoración, almacenes de arte o algún lugar donde los decoradores de interiores desarrollan su profesión. Trata de tener varias opciones disponibles.

2. Entrevista

Una vez que ya tengas los candidatos en la mira, el paso que sigue es la entrevista. Un primer encuentro en donde podrás corroborar las cualidades del decorador, además de esta manera podrás determinar con cuál de los profesionales compartes y puedes intercambiar ideas, gustos y estilos, algo fundamental que influirá en el resultado final del proyecto.  En esta instancia también es importante tener en cuenta los trabajos anteriores, su experiencia y conocimientos profesionales.

3. Expresa tus ideas

Es importante que seas capaz de expresar tus ideas, lo que quieres, lo que te gustaría lograr, tus objetivos para que el decorador sepa cuál es tu meta y sepa, también, si él puede cumplirlas.

4. Realiza un contrato

El último paso consiste en hacer efectivo un contrato de trabajo, ésto después de comparar presupuestos, precios y demás cuestiones que son necesarias evaluar para tomar las decisiones correctas.

Vía: Interiorismos  

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Ivana Carino

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios