Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de Cookies.
Cuidado de los textiles en la decoración

Cuidado de los textiles en la decoración

Una parte importante de la decoración de interiores es la de los textiles. El tapizado de sillones, asientos y sillas, las cortinas, los cojines, la ropa de cama son elementos que debemos cuidar para que perduren y se luzcan en nuestros espacios.

Es por ello que es importante tener en cuenta algunas pautas para el cuidado de los textiles en decoración, así podremos invertir en telas de buena calidad para nuestros objetos y muebles, y que nos acompañen por mucho tiempo.

La aspiradora es una buena forma de eliminar el polvo de sofás tapizados y cortinas. Evitará que con el tiempo se manchen y deterioren. También debes rotar periódicamente la posición de cojines para evitar que el desgaste sea siempre en el mismo sitio, aprovecha para airearlos.

El sol es enemigo del color y la calidad de las telas, evita que les de de forma directa, y si no puedes evitarlo, puedes colocar filtros UV en los vidrios de las ventanas. Mantenlas cerradas si la casa no está siendo utilizada.

Evita además las fuentes de calor directas sobre tus textiles, y sentarte sobre ellos con ropa húmeda, que puede mancharlos de forma irreversible.

Si lavas las fundas de los cojines, hazlo con todas a la vez, de forma que el desgaste del lavado o la variación de color que se produzca, sea pareja. No intentes arrancar hilos sueltos, trata de introducirlos hacia dentro con ayuda de un alfiler.

Si el sofá es de piel o polipiel, puedes limpiarlo con un paño humedecido, que debes pasar en toda la superficie pues de lo contrario podrías generar aureolas. Evita el uso de detergentes, que podrían dejar marcas y tampoco humedezcas demasiado el material, pues podría llegar al relleno y producir marcas.

Las cortinas pueden lavarse en la lavadora, periódicamente. Cuélgalas cuando estén húmedas así su propio peso estira las arrugas. Si son de encaje o telas delicadas, deberás lavarlas a mano. Si las anillas produjeron manchas de óxido, quítalas con zumo de limón tibio y sal.

Para limpiar tapizados, si son de tejidos naturales puedes limpiarlos cada cierto tiempo con un trapo de algodón humedecido en agua templada con vinagre a partes iguales. Si son de piel, aplica crema limpiadora que la humecte y evita resquebrajaduras.

Si tu sofá es de terciopelo y se ha manchado, cubre la mancha con sal y cepilla en sentido contrario al pelo, luego cepilla a la inversa.

Las telas negras recuperan su intensidad si se las frota con un cepillo y café bien cargado.

Vía: SuperConsejos

 

Si te ha gustado compártela con tus amigos

Anímate y déjanos tu comentario