Cómo elegir el mantel perfecto


La ropa de mesa es un elemento clave en la decoración de una cocina, comedor o terraza. Además de ser un elemento funcional, también ayuda a crear una atmósfera en estos espacios. A la hora de comprar una mantelería, es conveniente acudir a una tienda especializada en manteles y escoger una que se ajuste a nuestras necesidades. Aunque la elección dependa, sobre todo, de nuestro gusto, existen varios factores que se pueden tener en cuenta para escoger el mantel que mejor se adapte a nuestro espacio.

Estudiar el espacio

Analizar los colores de la estancia es fundamental para elegir un mantel que se pueda integrar bien en ella. También es importante determinar si queremos que el mantel llame la atención o si, por lo contrario, deseamos que pase desapercibido.

Si la decoración de la cocina o comedor es uniforme, optar por un mantel que rompa con las tonalidades predominantes puede ser un acierto para salir de la monotonía. Además, una buena idea puede ser tener varios manteles en casa e irlos intercambiando, de esta forma, se creará un entorno diferente cada semana.

Así mismo, es posible también optar por la técnica “capa sobre capa”. Este método consiste en emplear varios manteles: uno que sirva como base y sobre el cual se irán colocando manteles de distintos tamaños y colores por encima.

La forma de la mesa

La forma del mantel se deberá escoger en función del diseño de la mesa. Sin embargo, no es necesario que éstos coincidan. Es decir, si la mesa es redonda, se puede comprar un mantel también redondo, pero también uno cuadrado, de tal forma que el vuelo caiga en forma de picos. A la hora de comprar un mantel cuadrado para una mesa redonda, muchos fabricantes incluyen unas indicaciones sobre las medidas recomendadas. Sin embargo, si no se dispone de dicha información se aconseja medir la diagonal del mantel, que debe ser de mayor o igual longitud que el diámetro de la mesa.

Materiales

En función del uso que se le vaya a dar, será conveniente optar por uno u otro tejido. Entre los más sofisticados y elegantes se encuentra el lino. Se trata de un material natural que proporciona una estética desenfadada al mismo tiempo que mantiene una cierta elegancia. Sin embargo, este tipo de materiales no serán los más indicados en caso de que el mantel vaya a ser usado por niños. En este supuesto, será conveniente optar por manteles con tejido anti-manchas. Materiales con tratamientos especiales 100% impermeables o, al menos aquellos que llevan un tratamiento antimanchas especial que retarda la absorción de la mancha. Esto facilitará su mantenimiento y permitirá que la mantelería luzca limpia en todo momento.

Así mismo, es posible contar con un juego de mantelería para diario y otro, más delicado para ocasiones especiales. De esta forma, también se podrá variar la decoración de la estancia en función del momento.

Otro aspecto que es conveniente tener en cuenta cuando se elija el material es el espacio en el que se va a situar. No es lo mismo comprar un mantel para una mesa de jardín o de terraza que uno para una estancia interior. En el primer caso, es recomendable optar por materiales más fuertes y resistentes.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios