Colores para habitaciones infantiles, según las edades de los niños

Siempre los colores traen nuevas cualidades visuales en las habitaciones que se aplican. Por eso, hay que tener muy en cuenta cómo aplicarlos, según qué condiciones, y bajo qué efectos. De lo contrario, al no tener en cuenta estos factores, el color de una habitación puede sugerirnos algo negativo, a lo cual no nos gustará ver todas las mañanas, y mucho menos en la habitación de un niño.

Debemos tener en cuenta, que un color no es tan sólo un elemento decorativo, que se pone en un mural y listo. Sino que hay que empezar a ver más allá de esto. Los colores que nos rodean imponen cualidades visuales, e influyen en nuestro estado de ánimo. Como también influyen en el desarrollo de los más pequeños. Aportando estos colores, según sus principales características, en las habitaciones de los niños, se podrá llegar hasta a desarrollar su imaginación. Esto sucede gracias a las cualidades propias del círculo cromático y de los colores en sí, que potencian cualidades y habilidades. Por ello, existen colores recomendados para niños según la psicología del color, que les permitirá beneficiarse del tono que tienen las paredes de su habitación.

El rojo, por ejemplo, aporta energía y vitalidad en los más pequeños. Por su lado, el amarillo influirá en su desarrollo intelectual. Tonos fríos, como el azul o el verde, ayudarán a su concentración, logrando que el niño permanezca en un ambiente de relajación y vegetación.

Durante la etapa del preescolar, los colores que rodean al niño ejercen una función de vital importancia en su desarrollo. A esta edad, el pequeño ya irá haciendo su propia elección sobre colores favoritos. Por eso será mejor que el mismo elija con qué color decorar su habitación, espacio en el que pasará la mayor parte de su tiempo y querrá sentirse cómodo.

Utilizar el azul y turquesa, por ejemplo, será una elección propicia para estimular la creatividad en el niño. Ambas tonalidades, influyen en su poder de imaginación y liberación, por la que las horas en su habitación se extenderán, y el desarrollo de sus habilidades creativas se potenciará. Tonos como el verde, lo sumergerán en un espacio de vegetación total, de naturaleza y de libertad.

Colores para habitaciones infantiles, según las edades de los niños 1

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios