Un cambiador reconvertido en mueble de cocina


Cuando el bebé crece, es probable que te encuentres con un buen número de muebles y objetos que ya no necesitarás, más si ya no se esperan nuevos hijos en la familia, es en estos casos en los que debemos darle un nuevo uso a los muebles. Así, este ejemplo de hoy nos propone realizar un mueble para la cocina donde almacenar nuestros utensilios, recetas, y recipientes con cereales o especias.

Lo que se ha hecho básicamente es pintar el mueble y colocar papel pintado plastificado para darle un fondo a cada balda, por su fácil limpieza, se recomienda también colocar un vidrio cortado a medida en cada estante.

Como primer paso, toma las medidas del fondo de cada estante, luego traslada esas medidas al papel pintado. Corta el papel con el cúter y pégalo desde arriba hacia abajo.

Las baldas han sido forradas por las dos caras con papel de color verde. Se comienza a pegar por la parte inferior de la balda y corta con el cúter el papel que sobre. Luego, pégalo por la zona superior sin olvidarte de los cantos.

Cuando el fondo y las baldas de cada estante estén forrados, el paso siguiente es dar un toque de pintura. Simplemente, se ha dado un toque de color con pintura amarilla a toda la estructura del mueble. Se puede optar por pintarlo entero o solo los frentes, como en este caso, y dejar los laterales en blanco. Es mejor dar dos manos de pintura para que el color sea más saturado y prolijo.

El espacio de cambiador propiamente dicho, puede ser ahora reconvertido en una mesilla donde acercar un taburete y apoyar la taza de té o café, o donde dejar apoyada una bandeja, por eso sugerimos que lo ideal es reciclar este mueble para la cocina, por las características y el diseño del mueble.

De esta manera, un mueble en desuso puede ser todavía aprovechado, aún cuando tu hijo menor ya sea grande y no necesite que le cambien los pañales, sin embargo este confortable mueble puede seguir siendo utilizado, y acompañar a la familia en momentos muy cálidos, compartiendo un desayuno o merienda.

Vía: Mi Casa Revista

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios