Tres pasos para renovar un baño

Revestimientos, suelos, pinturas, azulejos, ¿baño o ducha… o los dos?, ¿lavabo encastrado o encima de la encimera?, ¿cuánto sale?, elegante, ¿pero… práctico?

Las ideas que se te vienen a la mente cuando decides redecorar un baño, son muchísimas, y a veces terminan siendo abrumadoras. También tienes un baño de revista en mente, y tienes la sospecha de que su dueño tiene mucho más dinero que lo que tú tienes para hacerlo. Sin embargo, estos son algunos “mitos” y “fantasmas” que sucumben a la decoración. Como ya lo hemos hablado en decóralos, se trata de crear, imaginar, y hacer: decorar es muy simple. Conjugando pequeños detalles, podremos lograr increíbles resultados.

Cuando planeas cambiar o instalar un nuevo baño tienes miles de opciones para inspirarte. Pero también -y eso ya no se ve de forma tan positiva- tienes que tomar miles de decisiones. Para empezar, el primer consejo: no tengas miedo a ser flexible. Esto será determinante a la hora de escoger materiales y accesorios: hoy en día hay miles de azulejos y baldosas entre los que elegir y muchas veces hay restos de serie a precios muy económicos que pueden ser suficientes para los pocos metros de un baño.

Una propuesta original es usar una mesita que hayas restaurado y pintado tú misma, y poner encima el lavabo. Es fácil, vistoso y te gustará ver tu obra de arte cada día. También puedes poner una encimera que te guste, como en la cocina, y encastrar un lavabo (o hacerlo del mismo material, aunque esto normalmente encarecerá el proyecto). Otra opción es elegir un elegante lavabo de cerámica y construir debajo un pequeño armario de obra con estantes: así no se verán las tuberías y tendrás espacio de almacenamiento.

1. Cambiar el lavabo tradicional por uno más original: Cuando se inventó el lavabo se hizo con un objetivo: lavar las manos. Luego llegaron nuevas necesidades: la máquina de afeitar, el maquillaje, las cajas decorativas … y el lavabo se fue haciendo grande y perdiendo su esencia: lavar las manos. Vuelve a los orígenes, un lavabo pequeño cumplirá su función y te ahorrará un montón de espacio. Y, además, puede tener incluso más estilo que los grandes.

Tres pasos para renovar un baño 1

2. Coloca un inodoro reducido a la mínima expresión: En el inodoro también puedes ahorrarte mucho espacio. Que tenga lo justo y necesario y, si puedes, cuélgalo de la pared, te dará una sensación de espacio estupenda y te facilitará la limpieza.

Tres pasos para renovar un baño 2

3. Utiliza accesorios creativosCanastas de mimbre o cajas restauradas, son ideales para almacenar aquellos elementos que se encuentran desparramados por tu baño. Además, te recomendamos que utilices plantas. Eso le dará un look natural y extravagante al lugar.

Tres pasos para renovar un baño 3

Tres pasos para renovar un baño 4

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. […] una vez escojas el mobiliario ten presente la importancia que tienen los grifos y los sanitarios en esta estancia de la casa. Te convendrán aquellos que se caracterizan por el ahorro de agua. Tal vez su compra suponga un […]