La elección de la ducha para tu baño

Siempre hablamos de la necesidad de ganar metros en los interiores de nuestros hogares y de la necesidad de ahorrar metros utilizando en nuestras decoraciones solo los elementos necesarios. Y en el cuarto de baño hay un elemento con el que podemos ganar muchos metros: la ducha.

Cambiar la clásica bañera por un plato de ducha no es una elección fácil, ya que hacerlo implica meterse en una pequeña reforma y no siempre hay ganas de hacerlo. Pero si te animas (algo que desde aquí te recomendamos), el siguiente artículo te vendrá bien porque te hablamos de los aspectos a tener en cuenta para la elección de la ducha para el baño. Parece una decisión sencilla, pero hay diferentes aspectos que debes tener en cuenta.

Forma de la ducha

La primera elección a tomar es la forma que tendrá nuestro plato de ducha. Las más tradicionales son las cuadradas, las rectangulares y las semicirculares. Las duchas cuadradas son las más tradicionales, y tienen unas dimensiones que comienzan generalmente en los 60 cm por lado y acaban en los 100 cm.

Los modelos más modernos son los rectangulares y los semicirculares. Éstos últimos llevan en el mercado más tiempo que los rectangulares, que son de creación más reciente. La curva de lossemicirculares hace que ganemos aún más metros en el cuarto de baño, además de darle al espacio un look más dinámico. Una vez hablado de las formas, pasemos a las características de los platos de ducha y mamparas.

Material del plato de la ducha 

Más datos a interiorizar a la hora de escoger un plato de ducha. ¿Qué material escojo? ¿Tantos ahí? Pues la verdad es que la variedad de materiales es amplia como veremos a continuación. Puedes escoger entre platos de ducha de resina, acrílicos, cerámicos,… veamos brevemente las virtudes de cada uno de ellos.

La resina es un material muy desconocido, pero tiene enormes posibilidades dentro del cuarto de baño. Es un material muy resistente, al contrario de lo que afirman las creencias. Además el tacto para los pies es muy agradable, trasmitiendo calidez. Hablando ahora de los platos acrílicos, éstos presentan la ventaja de ser platos con poca altura, algo que facilita la entrada y la salida de la ducha. El brillo del material le da un toque aún más interesante a este tipo de platos.

Existe un plato de ducha llamado blando, con un aspecto parecido al de la piedra de pizarra, pero con un tacto blando, cálido, y muy resistente. Las caídas y golpes en este tipo de platos se ven amortiguadas por el material, por lo que es aconsejable para casas en las que haya niños o ancianos.

Por último hablaremos de los platos de ducha cerámicos, una de las opciones más demandadas por la resistencia del material y por el sencillo mantenimiento que presenta. Es un material además resistente, que no se deforma con el paso del tiempo.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Macarena Gelmi

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. […] duchas de vapor utilizan un panel especial que sirve para varios propósitos. Como las duchas tradicionales, los paneles de vidrio protegen al área del baño. Sin embargo, […]